Desde SCI – Sacar Ciudadanía Italiana, siempre brindamos la misma recomendación: viajar a Italia con tuttii documenti (o sea, todos los papeles) y conseguir la ciudadanía italiana desde allá, en 3 meses. En nuestra experiencia (propia, al sacar nuestros papeles cuando nos fuimos a Italia, y de trabajo, luego de llevar adelante docenas de casos exitosos), esa es la forma más sencilla y rápida de lograr la tan deseada libretita bordó. Sin embargo, somos conscientes de que no todos pueden o quieren viajar para sacar la ciudadanía en Italia. Si tu deseo es conseguir la ciudadanía italiana desde Argentina, te bancamos, ¡y vamos a ayudarte!

Hoy te traemos el testimonio de Lucy Bello. Ella no utilizó los servicios de SCI, pero se copó con nuestra cruzada (?) para que todos aquellos descendientes de italianos puedan acceder a la ciudadanía como es su derecho, y compartió su experiencia con nosotros. Su testimonio te brindará info súper valiosa para que puedas conseguir la ciudadanía italiana desde Argentina, como hizo Lucy. ¿’Tamo listo’? ¡Avanti!

Conseguir la Ciudadanía Italiana desde Argentina: El testimonio de Lucy Bello

La curiosidad por saber más de mis abuelos y el orgullo que sentí me hizo seguir buscando. Sentí por mis venas correr la sangre tana en todo su esplendor. Ellos eran parte de mí: un gran deseo de honrar su legado y su historia se apoderó de mí.

¿Cómo decidí lanzarme a la aventura de ser italiana?

Todo comenzó cuando fui a visitar la casa de mis abuelos paternos en el campo: un pueblito muy chiquito donde también nací. Es uno de esos pueblos donde todos se conocen con todos, la naturaleza domina el paisaje y las siestas se respetan a rajatabla. Quise recordar momentos de mi infancia y, junto con esos recuerdos, aparecieron las imágenes de mis abuelos italianos, sus costumbres, sus expresiones tan peculiares y a la vez tan suyas, su cultura, ¡todo! La curiosidad por saber más de ellos y el orgullo que sentí me hizo seguir buscando. Sentí por mis venas correr la sangre tana en todo su esplendor. Ellos eran parte de mí: un gran deseo de honrar su legado y su historia se apoderó de mí. ¡Así llegué a comenzar el trámite para conseguir la ciudadanía italiana! Mi «mochila de sueños» era enorme, pero liviana. Estaba lista para afrontar los trámites. Hasta ahí era el paraíso, ni siquiera estaba enterada de cómo se sacaban los turnos en el consulado… por ejemplo, ¡ja!

Obviamente, mis hijos grandes vieron que, además, era un legado muy importante para ellos. Así que contribuyeron muchísimo a que no aflojara en los momentos en los que todo se hacía cuesta arriba. Una amiga de mis hijos que vivió mucho tiempo en Italia me ayudó en el comienzo, enviando mails y juntando actas. Su asistencia fue invaluable, tanto en el plano emocional como en el logístico.

A pesar de la ayuda que recibí y de los niveles de energía que manejaba, siempre bien arriba, llegó un punto en el que parecía haberme estancado. Me choqué con una pared, o con lo que parecía una pared, y me costó saltarla. 

Sorteando obstáculos hacia la ciudadanía italiana…

Unas semanas luego de haber comenzado a recolectar la documentación necesaria de mi abuelo (a través de quién iba a sacar la ciudadanía), se me hizo un bache cuando busqué dónde se había casado. En mi familia nadie sabía. El acta de nacimiento de mi tío mayor decía «hijo de Natalio Bello, casado…». O sea: ¿llegó de Italia casado o se casó en Argentina? Era un gran misterio. Mi abuela en ese momento era menor de edad: ¿cómo viajó? Otro misterio.

Tenía todo excepto ese acta. Toda mi energía se concentró en esa búsqueda. Recurrí a Family Search (en inglés, Búsqueda de Familia, una página en la que podés encontrar bases de datos con registros genealógicos online), iglesias de mormones en Belgrano (dicen que tienen la base de datos más completa de Argentina). También, me encontré escuchando charlas y agendando cualquier dato que pareciera relevante. Eso me llevó al Museo del Inmigrante, en Retiro (CABA). Ahí encontré muchos datos: el más importante era que mi nonno había llegado de Italia soltero. 

Si en Capital no se había casado, había que buscar en Provincia de Buenos Aires. Estamos hablando del año 1900 en adelante… había muchísimos partidos de la provincia que no contaban con Registro Civil. O sea, había que buscar en las parroquias de los lugares en los que suponía que podía haberse casado. Era básicamente buscar una aguja en un pajar. Alguien me dijo «trazá una línea imaginaria desde Buenos Aires hasta el pueblito donde vivieron tus abuelos, así quizás encuentres dónde se casó». Y fue un excelente consejo, ¿qué tenía para perder? Llorar no iba a llorar, aunque ganas no me faltaban.


¿Ya comenzaste el trámite para obtener tu ciudadanía europea?

Tal vez podamos ayudarte a conseguir Actas y Partidas de tus familiares, o hacer un Control de tu CarpetaConsultá nuestros servicios.

las ventajas de obtener la ciudadanía italiana, como obtener la ciudadania italiana

Respuestas, ¡al fin!

Aconsejada por personas que había hecho el trámite, llegué a un patronato, que gratis y con toda la buena onda, me guió para que mi carpeta estuviera en orden y con todo lo que solicita el consulado.

Corría el año 2016. Daniel, mi pareja en ese momento, comenzó a ayudarme. Juntos volvimos al Registro Civil de la calle Uruguay. Ya me habían dicho una vez que allí no estaba el acta. ¡Decirle eso a dos arianos es como darles una inyección de energía! Salimos con el dato preciso. Mi abuelo se había casado en Caballito el 16 de marzo de 1907. Salvando las distancias temporales, yo me casé un 16 de marzo de 1981. Esa definitivamente era una señal… ¿o no? Entonces, entré al grupo de Facebook «Ciudadanía Italiana». Con todos los datos y actas en mano empecé la 2da etapa para conseguir la ciudadanía italiana: sacar el turno en el consulado.

Todo lo que uno se imagina, sucede: transpirás, te ponés de mal humor, gritás como si jugara Boca-River. En ese momento, mis hijos, que en primera instancia creyeron que había enloquecido, empezaron a colaborar y a contenerme. Daniel, como buen ingeniero, organizó el momento de los turnos. Estuvimos desconectados absolutamente de todo, excepto de la computadora. Nadie hablaba: silencio de radio. Así lo logré. Luego, vinieron dos años de espera. ¡Y el tan ansiado email! Una vez que logré conseguir la ciudadanía italiana, sacar el pasaporte fue sencillo y muy ágil.

Conseguir la Ciudadanía Italiana desde Argentina: Tips Importantes

¡Gracias Lucy por compartir tu testimonio! Estamos seguros de que será de gran ayuda para muchos.

Nos gustaría destacar aquellos recursos que fueron de gran ayuda en el camino de Lucy hacia su ciudadanía italiana:

  • Sitios web con bases de datos de registros genealógicos. La que usó Lucy es Family Search, que es gratuita, pero también pueden recurrir a Ancestry o My Heritage, que tienen opciones tanto gratuitas como pagas. 
  • La sede en Belgrano de la Iglesia de los Santos de los Últimos Días, en Zabala y 11 de Septiembre, donde funciona el Centro de Historia Familiar. Allí hay gran cantidad de partidas de nacimiento, defunción, casamientos y censos de todo el mundo. Este archivo puede ser consultado por cualquier persona que desee «rastrear» su historia familiar. En este artículo, Laura Ornstein, directora y voluntaria del centro, afirma que «con un acceso a tres millones de microfilms, tenemos el archivo genealógico más grande del mundo». 
  • El Museo de la Inmigración.
  • El Patronato SIAS, ubicado en la calle Güemes 4747, que revisó su carpeta sin cargo.

¿No podés encontrar un acta de ciudadanía italiana? ¡No te preocupes! En este artículo tenés mucha info sobre qué hacer si no podés encontrar un acta para tu carpeta de ciudadanía italiana.

SACAR CIUDADANÍA ITALIANA – SCI

Reunir toda la información necesaria puede ser sencillo o muy complicado, todo depende de cada situación en particular. En el caso de Lucy, se presentaron ciertos obstáculos que, con perseverancia y determinación, pudo sortear. Es importante mantenerse firme en el deseo de conseguir la ciudadanía italiana: con tenacidad, ¡todo es posible!

Los recursos que mencionamos más arriba pueden ayudarlos a recabar toda la información necesaria para la carpeta que usarán para conseguir la ciudadanía italiana tanto en Argentina como en Italia. La documentación a presentar en la carpeta es la misma: lo que varían son los tiempos de espera (parecemos discos rayados, pero sacar la ciudadanía italiana en Italia es MUCHO más rápido) y los pasos a seguir en cada caso.

Esperamos que la información brindada les haya sido de gran ayuda. Les recomendamos que la impriman y la adjunten a su carpeta en proceso, para tenerla siempre a mano, junto con la lista de preguntas frecuentes sobre cómo conseguir la ciudadanía italiana desde Argentina que compartimos en este artículo.

¿Tenés más dudas o comentarios? ¡Escribinos! Estamos para ayudarte, siempre. Ci vediamo!