Ser agentes de ciudadanía italiana nos brinda muchos placeres -y algunos dolores de cabeza, ¿para qué mentirte?-, ¡tantos que decidimos transformarlo en nuestra forma de vida! “¿Cómo conseguir la ciudadanía italiana?” es una de las preguntas que más recibimos, sobre todo por las redes. Es por eso que creamos nuestra Guía Paso a Paso de Ciudadanía Italiana, totalmente gratuita. También es ese el motivo principal por el que ideamos una seguidilla de posteos sobre ese mismo tema. Deseamos que todo aquel que tenga el llamado de sus ancestros pueda reconectarse con sus raíces y hacer uso de su derecho como descendiente de italiano. ¿Vos también tenés esa misma duda? ¡Entonces acompañanos en esta tercera entrega!

¿No leíste los artículos anteriores? ¡Nessun problema! Aquí te dejamos el primer artículo sobre cómo conseguir la ciudadanía italiana, y aquí el segundo. ¡Que los disfrutes!

Sacar Ciudadanía Italiana – SCI

¿Cómo conseguir la ciudadanía italiana? – Al entrar en Italia

Algo que no mencionamos en artículos anteriores pero que es muy importante es el sellado del pasaporte al entrar en Italia. Este sello deberá ser legible, ya que luego deberá presentarse junto con la carpeta al momento de tramitar la ciudadanía. En caso de no ser legible podrá demorar los trámites más adelante.
¿Y si entraste a Italia desde otro país europeo? Esa es otra de las posibilidades que manejamos a la hora de viajar hacia Italia: tomar un vuelo que haga escalas. El aeropuerto de Barajas, en España, se considera como la entrada a Europa y muchos realizan una escala allí antes de seguir viaje hacia sus países de destino. Este caso no representa un problema, sino un pequeño trámite más: deberás presentarte en la questura del comune donde te encuentres, o sea, en la jefatura de policía, dentro de los 8 días posteriores a tu llegada para realizar una “declaración de presencia” o “dichiarazione di presenza”.

¿Cómo conseguir la ciudadanía italiana? – El código fiscal

Otro de los tantos trámites que deberás realizar al llegar a Italia será sacar el codice fiscale, o código fiscal. Suena intimidante, pero se trata simplemente de un código alfanumérico de 16 dígitos que funciona igual que el Documento Nacional de Identidad (DNI) para los argentinos o el Número de Seguridad Social (SSN)  para los estadounidenses. Este código reconoce a aquellos residentes que estén sujetos a obligaciones fiscales.

¿Dónde se solicita el codice fiscale? En cualquier oficina de la Agenzia delle Entrate, o Agencia Tributaria / Agencia de ingresos, en español.

Una vez que ya te hayas cerciorado de que tu sello de entrada es legible o te hayas encargado de hacer la declaración de presencia y hayas sacado tu codice fiscale, ¡es hora de presentar tu carpeta!

La presentación de la carpeta debe hacerse previo a fijar residencia (tema que cubrimos en nuestro artículo anterior). Debe estar com-ple-ta, ¡completísima! Y sin errores. Una vez que hayas chequeado y rechequeado que todo está en orden, te acercás al comune donde vayas a fijar residencia y, allí, te dirigirán al Anagrafe para que puedas realizar el trámite de fijar residencia. Cada comune es distinto: algunos funcionan con turno, otros no. Te aconsejamos que lo averigües antes de viajar: podés mandar un email, contactarlos a través de su formulario online o, si te animás y podés comunicarte con fluidez, llamarlos por teléfono.

¿Tenés dudas acerca de cómo tramitar tu ciudadanía italiana?

Te recomendamos que leas la guía que escribimos en donde respondemos las preguntas más comunes: ¿Por dónde empiezo? ¿Qué necesito? ¿Cómo presentarlo? Entre otras.

Luego de presentar la carpeta y fijar la residencia…

Una vez que hayas cumplido con estos dos requisitos tan importante, es hora de esperar. Tu ciudadanía se encuentra en trámite. ¡No desesperes! Es normal que tome tiempo, aunque también es normal tener algo de ansiedad al respecto. Si tu carpeta estaba completa y sin errores y seguiste todos los pasos al pie de la letra, ¡podés quedarte tranquilo!

¿Y ahora? En caso de que se estén por cumplir 90 días de tu llegada a Italia y no haya salido tu ciudadanía, deberás realizar un permesso di soggiorno, o permiso de residencia. Este es un permiso que expide Italia para que puedas residir legalmente aún sin ser ciudadano, y se expide por distintos motivos. En tu caso, sacarás el permesso di soggiorno per attesa cittadinanza, o “permiso de residencia en espera de la ciudadanía”. Aquellos que viajan con sus cónyuges italianos y están a la espera de sacar la ciudadanía por matrimonio, por ejemplo, sacarán un permesso di soggiorno per motivi familiari, o permiso de residencia por motivos familiares.

¿Cómo conseguir la ciudadanía italiana? – Permesso di soggiorno

Para tramitar el permiso de residencia, deberás dirigirte a la Poste Italiane, o sea, al Correo italiano, y completar un formulario. Además, deberás presentar aquella hoja que te hayan dado al presentar la carpeta de ciudadanía, que indica que tu ciudadanía está en trámite y una fotocopia de tu pasaporte con el famoso sello (o tu declaración de presencia). Poné todo junto en un sobre y listo. Este trámite te costará 77,46 €. Al pagarlo te darán un recibo que indicará que estás esperando un turno para realizar tu permesso di soggiorno. Ese turno suele darse a los tres meses de realizar este trámite, por lo que lo más probable es que tu ciudadanía salga antes de que tengas que realizar el permesso.

¡Cuidado! Una vez que tenés el recibo de que estás en espera para sacar el permesso di soggiorno, ¡no podés abandonar Italia! Los paseos y las vacaciones por Europa deberán esperar.

Sacar Ciudadanía Italiana – SCI

¡Ciudadano italiano al fin!

Esta seguidilla de artículos llega a su fin ya que nos quedamos -por suerte- sin trámites para que realices en pos de tu tan ansiada ciudadanía italiana. ¿Eso significa que tu trabajo ya está? ¡No! Una vez que haya salido tu ciudadanía, deberás tramitar en tu comune tu documento, o carta d’identita. Que tengas que sacar turno para realizar el trámite o no, como te comentamos anteriormente, depende de cada comune. Lo que sí es importante es que lleves una foto cuando vayas el día del turno.

Luego de que hayas tramitado tu carta d’identita, deberás tramitar tu tan esperado pasaporte rojo. ¡Tu pasaporte italiano! Este trámite, al igual que la declaración de presencia, se hace en la questura. Nuevamente, depende de cada questura si se saca turno o no. También deberás llevar una foto.

En caso de que tu intención no sea residir en Italia o si deseás viajar, deberás hacer otro trámite. Sabemos que estás cansado a esta altura… ¡pero lo más difícil ya pasó! Deberás hacer la inscripción en el Anagrafe degli Italiani Residenti all’Ester o A.I.R.E, o sea, en el Registro de Italianos Residentes en el Extranjero. La buena noticia es que se trata de un trámite gratuito.

Esperamos que estos artículos hayan sido de utilidad. Te recomendamos nuevamente que descargues la guía gratuita para ciudadanía italiana, ¡es la única que vas a necesitar! Podés imprimirla y tenerla cerca para repasar los pasos de cada trámite cuando la ansiedad te domina. Está hecha con mucho empeño y amor, con el sincero deseo de ayudar a todos aquellos que desean sacar su ciudadanía italiana en Italia.

En caso de que tengas dudas o comentarios, podés encontrarnos también en tus redes favoritas, Instagram y Facebook, o podés contactarnos directamente a través nuestra web. Podemos ayudarte y deseamos hacerlo, ¡no dudes en escribirnos! Ci vediamo dopo!