La ciudadanía italiana abre muchas puertas a todos aquellos que buscan nuevos horizontes en Europa: para muchos es el ticket dorado de entrada a la fábrica de chocolates Wonka. Representa un faro de esperanza en la vida de un gran número de descendientes de italianos cuyo derecho es acceder a la ciudadanía italiana “iure sanguinis”. A veces va todo sobre ruedas, los papeles se consiguen relativamente fácil y la carpeta se completa sin problemas. Otras veces, nos encontramos con algunos baches en el camino: los papeles son difíciles de conseguir o, una vez que los conseguimos, nos damos cuenta de que… ¡tienen errores! ¡Errores del horror! Non preoccuparti, no se preocupen. Muchos de estos errores tienen solución. Hoy, en nuestro día favorito de la semana [la redactora nos obligó a decir esto…], responderemos la pregunta de cómo rectificar las actas de ciudadanía italiana. Avanti!

Como Sacar Ciudadanía Italiana está en todo y sabemos que son hiper curiosos y están sedientos de conocimiento –bueno, suena algo dramático, la redactora está poética hoy–, les dejamos el link a esta otra nota nuestra que se refiere a la misma temática: “Errores en las actas de ciudadanía italiana”. Los invitamos a pasar por allí, leerla y compartirla o dejarnos algo de amor. Le ponemos mucho esfuerzo y dedicación a cada nota y apreciamos muchísimo cada comentario que recibimos.

SACAR CIUDADANÍA ITALIANA – SCI

Nuestros ancestros italianos llegaban a puertos atestados de personas, muchas veces con sus familias a cuestas. Eran atendidos por personas agotadas tras horas de trabajo extenuante o que simplemente no ponían demasiada voluntad en su tarea. La barrera idiomática era un impedimento importante a la hora de entender a los recién llegados o de hacerse entender. Estos factores resultaron en una inmensa cantidad de discrepancias entre los datos reales de los inmigrantes y aquellos que terminaban formando parte de sus papeles una vez que entraban al país de llegada.

¿Cómo rectificar las actas de ciudadanía italiana? – Tipos de errores en las actas de ciudadanía italiana

Antes de entrar en la forma de rectificar las actas de ciudadanía italiana, es importante describir los tipos de errores que se pueden encontrar, ya que no todos tienen el mismo nivel de gravedad, y no todos deben ser rectificados. ¿¡Cómo!? Sí, leyeron bien: hay ciertas discrepancias entre actas que no es necesario rectificar. Pero nos adentraremos en este detalle un poco más adelante.

Error de diferencia de nombre:

Hay dos tipos distintos de diferencia entre los nombres que aparecen en las actas. 

  1. Diferencia por traducción: por ejemplo, Giulia y Julia o Gianluca y Juan Lucas. 

En este caso NO es necesario rectificar el acta o partida. ¿Por qué? Las actas en Italia se presentan en italiano, por lo que al traducirse al italiano, los nombres en castellano pasarán al italiano, y viceversa. En todo caso, puede colocarse la variante del nombre entre paréntesis: «Partida de defunción de Vicente» será «Certificato di nascita di Vicente (Vincenzo)».

  1. Diferencia por error u omisión: por ejemplo, Giulia Mantovani puede figurar como Giulia Mantobani, Vincenzo di Gregorio como Vicente Grégori o Mattia Alessandro Vacchi como Alessandro Vacchi.

En este caso debe corregirse la o las partidas que presenten diferencia, ya que puede perfectamente tratarse de dos personas distintas con un nombre muy parecido y lo que se busca es que no quepa lugar alguno a la duda de la identidad del dueño de dicha partida.

Error de diferencia de números:

Puede tratarse de errores en los números de documento, en las fechas o en las direcciones. Estos errores deben sí o sí rectificarse también.

Error de diferencia en lugares:

Otro tipo de error muy común es la diferencia en los lugares de nacimiento o defunción. Este tipo de error debe rectificarse también.

¿Cómo rectificar las actas de ciudadanía italiana? – Evitá los errores

“Oh, SCI, ¡muchísimas gracias! No se me hubiera ocurrido nunca… si no tengo errores en las actas, NO debo rectificarlos.” Podemos imaginar su sarcasmo puro y duro y sus ojos siendo revoleados en todo su maravilloso esplendor. Igualmente, no los estamos cargando. Si han llegado a este artículo antes de haber comenzado a armar su carpeta, o al poco tiempo de haber comenzado, ¡pueden adelantarse a cualquier eventualidad antes de que se transforme en un problema grave! Realmente no es lo mismo llegar a Piamonte con la carpeta completita y reluciente y la valija llena de ilusiones, solo para darte cuenta de que tu AVO figura como nacido en Camogli cuando en realidad nació en San Massimo. Un error de ese tenor puede llegar a demorar tu trámite unos largos meses.

Una forma sencilla de evitar este tipo de problemas es chequear tus actas una infinidad de veces para asegurarte de que todos los datos en ellas coinciden al 100%. Podés armarte una especie de hoja de ruta en la que consten cada una de las personas de tu cadena, desde tu AVO hasta vos. Dividí cada nombre en la cantidad de documentos según corresponda: partida de nacimiento, acta de matrimonio y partida de defunción. Sé minucioso, allí reside la clave del éxito. Acta por acta, eslabón por eslabón, chequeá que no haya diferencia en ninguna de las tres categorías importantes que mencionamos más arriba: nombres y apellidos, fechas y lugares. ¿No encontraste ningún error? Chequeá de nuevo: una, dos, tres veces. ¿Encontraste una diferencia que no deriva de una traducción? Bueno… seguí leyendo.

¿Cómo rectificar las actas de ciudadanía italiana?

Hay tres formas de corregir las actas o partidas de ciudadanía italiana que presenten errores. 

1. Pedir la rectificación del acta

En caso de que las actas que presenten diferencia sean las italianas, simplemente se pide al comune que emita un nuevo acta con la información correcta. Habrá que demostrar que efectivamente se trata de un error y que no se trata de dos personas distintas, lo que se logra adjuntando documentación adicional que sustente esta afirmación.

En caso de que las actas sean las de tu país de origen (por ejemplo aquellas partidas de los descendientes de tu AVO), la cosa se complica, pero no se vuelve imposible. Deberás acercarte al registro civil correspondiente y averiguar el trámite a llevar a cabo para corregir el acta. Cada registro civil funciona de manera distinta, por lo que no podemos generalizar. (En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, por ejemplo, hay que acercarse con la partida o acta a corregir, y allí te informarán si se corrige vía administrativa o vía judicial.)

2. Pedir la rectificación judicial o sumaria

Una rectificación sumaria se lleva a cabo con un abogado, quien redacta una sumaria para que un juez dictamine si en efecto las actas con errores pertenecen a la misma persona o no. Es muy, muy importante que en cada acta con errores haya una nota al margen que haga referencia a la sumaria que haya firmado el juez, con el número de folio exacto.

3. Agregar todas las variantes del nombre del AVO en el Certificado de no Naturalización Extranjera (CNE)

Si bien no se trata de una corrección de acta per sé, puede ahorrarte más de un problema a la hora de presentar documentos de tu AVO que consten de diferencias entre sí. Esta estrategia no te salvará de tener que rectificar fechas o lugares, pero sí te ahorrará tiempo en caso de que haya actas con diferencias en el nombre de tu AVO.

¡Eso es todo! Esperamos que te haya resultado interesante, informativo y de ayuda. Recordá que en Sacar Ciudadanía Italiana tenemos una legión de gestores de ciudadanía italiana listos para ayudarte –bueno, no tantos, la redactora está exagerando un poco– en todo lo que necesites. ¡Contactanos! Por email, mensaje de Facebook, privado de Instagram, ¡no importa! Lo importante es que vamos a poder darte una mano. Arrivederci!