En Sacar Ciudadanía Italiana creemos que la información es poder. Pero no nos quedamos en el cliché de la frase amorosa: te brindamos una guía completa gratuita para que puedas tramitar la ciudadanía italiana sin pagarnos una lira (¿LIRA? Señora, ¡se quedó en los 90!). En muchos grupos de Facebook aconsejan hacer el trámite uno mismo, y sin querer simplifican y romantizan la tarea que tendrás por delante como inmigrante. La realidad es que, a menudo, no es tan fácil como desear sacar la ciudadanía, viajar y ponerle mucha onda. Contar con el acompañamiento de un asesor de ciudadanía italiana experimentado puede transformar una experiencia negativa y agotadora en algo disfrutable, que fluya y te brinde todo aquello que soñaste cuando decidiste emigrar a Italia.

Para ilustrar estas afirmaciones (“ilustrar”… nos creemos mil XD), te traemos el testimonio de Carolina Lombardi, quien fue acompañada por Mariana, Asesora de Ciudadanía Italiana de SCI, y directora de servicios. Caro te cuenta el antes y el después que representó en su caso el contar con un acompañamiento experto. Adelante, preparate un buon caffè, leé las palabras de Caro y sacá tus propias conclusiones 🙂

¿Usar un asesor de ciudadanía italiana o no? – El testimonio de Carolina Lombardi

“Me voy a Italia y saco la ciudadanía allá que es más fácil. No hace falta contratar un asesor de ciudadanía italiana”.

Es lo que todos los que viajamos a Italia decimos y es nuestro gran motor de fuerza ante todo lo que sucede y todo lo que está por venir. Nos lo dicen nuestros conocidos, lo leemos en distintos grupos, lo vemos patente cuando vamos a sacar un turno al consulado Italiano en Argentina y nos dan fecha 6 meses en adelante. Queremos el pasaporte bordó ya sea para obtener una VISA (lo que significaba, en mi caso, la posibilidad de aplicar a un trabajo en Bélgica), porque queremos vivir en Europa, porque nos abre diferentes puertas. Sea cual sea el motivo, lo hacemos.

Voy a hablarles desde mi experiencia. No me lo contó nadie (aunque me hubiese gustado que alguien me lo contara), ¡lo viví!

Llegué a Italia sin saber hablar italiano, entendiendo palabras sueltas, creyendo que iba a ser muy fácil comunicarme. Me dejé llevar por los comentarios de “es muy parecido al español, te entendés con todos. Y sino el traductor del celular te ayuda”. Lo que puede ser cierto para algunos, no se aplica a todos los casos: cuando estás en el comune [municipio] y te hablan de terminologías específicas, no es tan sencillo. 

¿Usar un asesor de ciudadanía italiana o no? – La prueba piloto y la prueba de fuego

Hice un primer intento por mi cuenta, traduciendo todo lo que creí que podría necesitar decir, con mi hoja en mano y todas las frases, totalmente convencida de que podría. La señora italiana del comune hablaba rapidísimo [los empleados municipales parecen ser divinos en todos lados… NOT], el traductor no llegaba a captar sus palabras. Los nervios se apoderaron de mí y me quedé muda, nula, con la mente en blanco, no supe cómo continuar. Ella me hacía preguntas y preguntas que no entendía. Si alguna vez les pasó de ir a la AFIP a hacer un trámite, o en su primer acercamiento al ReNaPer en Argentina, y se sintieron intimidados y perdidos, imagínense la misma secuencia, pero en un idioma que no hablan… Me aplazó el turno por un mes y nunca entendí por qué (claramente tampoco se interesó en explicármelo).

¿Ya comenzaste el trámite para obtener tu ciudadanía europea?

Tal vez podamos ayudarte a conseguir Actas y Partidas de tus familiares, o hacer un Control de tu Carpeta…

Al volver, al mes siguiente, carpeta en mano, manojo de nervios, ansiedad por mil, me dice que necesito una persona que me traduzca, que entienda de lo que ella habla, que el traductor del teléfono no representa lo que ella me está diciendo y no quiere que lo use. Esa herramienta en la que confiaba como aliado incondicional, la salvadora de todos los grupos online… ¡no quería que la usara!

Me sentí devastada, sola, perdida. Había perdido UN MES de mi tiempo de turista (como turistas, son tres meses los que podemos permanecer en Italia). Entiendo que hay lugares en los que algunos tuvieron suerte y pudieron resolverlo con esperanza y el traductor del celu, pero claramente no fue mi caso. Dependés de la buena voluntad de la persona que te atienda… y cuando solo tenés tres meses para poner en marcha tu sueño, es dejar mucho librado al azar.

Renuncié a mi trabajo, vendí mi auto, dejé mi departamento, me despedí de mi familia y amigos. No podía abandonar, había sido una movida muy grande que planeé durante un año. Tenía que actuar rápido, no tenía nada de tiempo que perder.

¿Usar un asesor de ciudadanía italiana o no? – La tercera es la vencida

Me contacté con un asesor de ciudadanía italiana (Sacar Ciudadanía Italiana, Mariana, ¡GRACIAS!) y cambió automáticamente todo el plan. Me mudé de ciudad y empecé nuevamente, de cero, pero sabiendo que ya no estaba sola. Con el corazón en la garganta, también, porque mi carpeta tenía errores – me la podían rebotar en este nuevo lugar. Los nervios que pasé, la angustia que tuve… pensaba en todo lo que dejé y creía que había sido por nada. En un momento del proceso, creí que me volvía a Argentina sin nada, no voy a mentirles ni a endulzar nada.

Me quedaban DOS MESES. Dos, o sea, nada. Mariana se preocupó muchísimo desde el inicio por mi mala experiencia anterior. No solo se puso al hombro mi carpeta llena de errores y todos mis miedos, sino que también se encargó de encontrarme un departamento donde poder fijar residencia. Primero se encargó de sentar una base sólida para que mi caso fuese un éxito (o sea, conseguir vivienda y turnos), y luego siguió con el resto. Honestamente no sé cómo hizo para encontrar un departamento en el que pudiera fijar residencia: cuando yo busqué no encontré absolutamente nada.

Esta tercera experiencia fue totalmente distinta: yo no sabía de qué hablaban, pero todo fluía. Los turnos, la presentación, las explicaciones de mis errores. Yo solo sonreía y cada etapa se cumplía paso a paso. Hasta que luego de 3 meses, obtuve mi ciudadanía. ¡Lo había logrado! Con ayuda de un asesor de ciudadanía italiana. Uno hace tantos gastos innecesarios en la vida: otro par de zapatos cuando todavía tenés unos sin estrenar, otro jean más del mismo tono, una merienda absurdamente cara. Uno cree que un asesor de ciudadanía italiana es un gasto totalmente innecesario porque “pero si lo podías hacer sola”. No, no pude y no hubo NADA de malo en eso. Y, comparado con esos gastos superfluos que nombre antes, un asesor puede transformarse en la mejor inversión de tu vida.

La cruda realidad

Estar completamente sola, en un lugar donde no hablan tu lengua, donde si bien creemos que es muy similar a Argentina, no lo es para nada. ¡Sólo habiendo vivido allí un tiempo se sabe este detalle! Creemos erróneamente que Italia es la Casa Central de Argentina, pero no es así… es un país completamente distinto, con todo lo que eso conlleva. Los nervios y la angustia pueden llegar a dominarte… a veces son tus únicos compañeros, y en Internet las historias felices abundan. Cuando tu experiencia es tan distinta a la realidad rosa que se pinta, te sentís más sola aún. Los días pasan y te desmoronás.

Realmente fue un gran alivio para mí haber contratado a Mariana de Sacar Ciudadanía Italiana. Pagué por un servicio que me dio la seguridad de que todo iba a fluir. Y no me dio solo la seguridad, cumplió con su palabra, tuve resultados. Quería la ciudadanía y lo logré. ¡Io sono italiana!”

Gracias Caro por compartir tu experiencia con el servicio de Sacar Ciudadanía Italiana. Creemos que leer este tipo de experiencias, crudas, reales, cero romantizadas, es de vital importancia para todos los que estén pensando en sacar la ciudadanía italiana en Italia. ¿Podés viajar y hacer el trámite solo? Absolutamente (de hecho, te brindamos una Guía Completa para Sacar la Ciudadanía Italiana, totalmente gratis… de nada, somos lo más, ¡lo sabemos! 😉 ). Además de la Guía Completa que ponemos a tu disposición, deseamos compartir este artículo altamente informativo que te brindará herramientas valiosas en tu camino hacia la autogestión en tu trámite de ciudadanía (para que la tramites desde Argentina). También puede que NO puedas solo… en ese caso, ¡acá tenés un equipo completo y profesional para sacar las papas del fuego si se te complica! Ci vediamo presto!