Hace un tiempo atrás, quisimos asomar las narices hacia una nueva sección del blog que hable sobre la verdadera experiencia con la ciudadanía italiana en Italia. Para lograrlo, iniciamos con esta nota que habla sobre la experiencia de quien les está escribiendo en este momento (la mía, claro). Al finalizar la nota, invitamos a quienes quisiesen a compartir su propia experiencia. ¡Y llegó el día! Hoy, en este artículo, hablaremos sobre la experiencia de Caro y su familia, una historia verdaderamente inspiradora y que seguro te va a gustar.

Así que ya sabés, es momento del ritual: si tenés listo el mate y los bizcochos podemos comenzar. Avanti!


¿Se te complica hacer el pedido de un acta de tu Avo a Italia?

En Sacar Ciudadanía Italiana te ofrecemos el servicio de pedido de las Actas y Partidas que estén en Italia. Nos encargamos de contactar a cualquier comune, enviar sobres según soliciten, llamarlos para hacer el seguimiento cada semana y de enviártelo a tu casa si es necesario. Si tenés todos los datos exactos hacé tu pedido acá.

como pedir un acta de nacimiento a italia, pedir un acta de matrimonio a italia, pedir un acta a italia, actas y partidas italianas, pedir actas italianas, pedir partidas italianas, informacion para pedir actas y partidas italianasactas y partidas que debo tener para obtener la ciudadanía italiana, pedir actas italianas, pedir partidas italianas, informacion para pedir actas y partidas italianas, pedido de actas y partidas italianas

Experiencia con la ciudadanía italiana en Italia: ¿Quiénes son Caro y su familia?

Antes de comenzar a hablar específicamente de la experiencia en Italia, es importante que sepamos de quién estamos hablando y quién nos compartió su historia. Caro es una mujer que vivió toda su vida en Bahía Blanca y allí conoció a su actual marido Juan. Ambos tienen 35 años y junto con su familia, sus tres pequeños y su mascota, comenzaron a gestar la idea de emigrar hace algunos pocos años atrás, allá por el 2020.

Cuando todo comenzó, Caro sabía que Juan tenía la posibilidad de acceder a su ciudadanía italiana, dado que recordaba que un día hablando con su suegra, ella le comentó que su suegro (para ese entonces fallecido), tuvo un bisabuelo italiano que emigró a Argentina. Hablando con Juan, él no tenía mucho conocimiento de esto, ya que recordaba muy poco de la historia familiar de su padre. Sin embargo, Juan la incentivó para que averigüe todo lo que pueda, ya que él trabajaba mucho y no podía dedicarle mucho tiempo a ello.

Así es como Caro se puso la búsqueda en los hombros y comenzó a investigar todo, paso por paso, hasta llegar al sí.

¿Cómo comenzó todo?

Lo primero que hizo Caro es, con los poquitos datos que tenía, comenzar a indagar en la familia, creando lazos familiares y uniendo a una familia que parecía no verse hace muchos años atrás. Ella los juntó, los invitó a su casa, hizo que se pongan al día y compartieron momentos inolvidables como si el tiempo nunca hubiese pasado. La verdad es que con esto Caro pudo averiguar muy poco de la ciudadanía italiana pero lo que logró en esta familia ha superado ampliamente sus expectativas.

Con la poca información recolectada, Caro inició una búsqueda genealógica con un gestor argentino. Mientras tanto, envuelta en ansiedad, realizaba su propia investigación en internet. La información que le brindaba el gestor parecía armarse en rompecabezas con la que ella juntaba. Es así que en cuestión de meses estaba solicitando el CNE en la espera de una respuesta decisiva.

Experiencia con la ciudadanía italiana en Italia: ¿Y ahora qué sigue?

Por su puesto que el CNE tenía la respuesta esperada: el AVO no se había naturalizado argentino. Por tanto, con la carpeta completa decidieron comenzar a armar la idea final del viaje. Juan, sin creer en todo lo que había logrado Caro, con lágrimas en los ojos y un futuro lleno de esperanzas por delante, comenzó junto a su familia a pensar el viaje que, sin dudas, marcará su vida para siempre.

Programaron el viaje en el lapso de un año: aún quedaban cosas por resolver. Caro no contaba con la posibilidad de solicitar su ciudadanía italiana por sus ancestros entonces tenían que pensar en cómo resolver su situación. Viajar iban a viajar todos juntos, eso estuvo claro desde el principio.

Llegó el día de su boda, en Argentina, junto con una familia mucho más numerosa que antes (recordemos que Caro hizo lo suyo y pegó partecitas rotas de un cuadro familiar antiguo). Sin dudas lo hicieron más por ellos que por el trámite, dado que si bien apostillaron y llevaron todo, no les iba a servir para que Caro pueda quedarse más tiempo del que le permitía su visa de turista.

Por lo tanto, llegó el momento de arriesgarse. Tomaron una decisión límite que les funcionó. Viajaron juntos, prendiendo velitas para que el trámite de Juan finalice en menos de 90 días… y, adivinen qué, ¡lo consiguieron! Pero bueno, no nos adelantemos…

Experiencia con la ciudadanía italiana en Italia: El viaje

El plan consistía en viajar a Italia, a un pueblo muy pequeño que queda a 2 horas de Roma; que la ciudadanía italiana salga en menos de 90 días y luego migrar a España. Para lograr esto, o lo hacían todos juntos o no lo hacía nadie (eso estuvo claro desde el principio). Y todos juntos es literalmente TODOS JUNTOS. Y sí, tenía que viajar Flora, su perra que llevaba ya 5 años en la familia y que era una hija más. Luego de buscar la mejor manera para que Flora viaje, la encontraron. Caro recomienda indagar en SENASA, para conocer bien los requisitos según cada país, y contactar con la aerolínea que mejores condiciones brinde.

Es así que luego de aterrizar en Roma comenzaron su viaje hacia el pueblo donde los esperaba su casa temporaria. Un lugar que los cambiaría para siempre…

¿Cómo eligieron la comuna?

Una duda muy frecuente es cómo hacer para elegir la comuna. En el caso de Caro y su familia, casi que la comuna llegó a ellos. En el cumpleaños de uno de sus hijos, el papá de un compañero del jardín, les comentó que un amigo de él estuvo en Italia tramitando su ciudadanía italiana. Caro, sin pensarlo mucho, le pidió el contacto y se comunicó con él al otro día. Había ido con un gestor. Por lo tanto, con los datos del gestor, Caro se comunicó inmediatamente y reservó su lugar y el de su familia para viajar en Enero.

El gestor se encargó de hacer el control de carpeta, las traducciones y la asseverazione. También se encargó de encontrarles lugar para fijar residencia. Los esperó y el día que llegaron comenzaron a instalarse en un pueblo de muy pocos habitantes, vecinos que luego pasaron a formar parte de su cotidianeidad.

El pueblo comenzó a darles su primer experiencia: conocer la nieve. Pasaron los primeros días y agendaron turno en la comuna para presentar la carpeta de Juan y los niños. Luego del primer mes, anotaron a los peques en la escuelita del pueblo y allí empezaron a entretejer los primeros vínculos. Conocieron a un grupo de 10 argentinos que estaban en su misma situación y, como si los kilómetros no existiesen, vivieron la experiencia sintiéndose como en casa.

Experiencia con la ciudadanía italiana en Italia: La ansiedad comenzó a aparecer

Pasaron los primeros dos meses y la comuna avisa que enviaron las PEC. Sin dudas, tenían 30 días para que el trámite finalice y salga todo favorable. Recordemos que a Caro se le terminaba su visa de turista y aún tenían que viajar a España para instalarse. Es así que, pasados 20 días, la comuna confirma su ciudadanía italiana y en el plazo de 7 días llegaron sus cartas de identidad. La familia lo había conseguido: eran ciudadanos italianos.

Por cuestión de tiempos, sabemos que un pasaporte difícilmente se hace en 3 días. Por lo tanto, tomaron la decisión de irse a España y realizar el pasaporte italiano en otra ocasión, más adelante. Volvieron a armar sus maletas y a despedirse del nuevo hogar que los había alojado durante casi 3 meses. Otro camino, otro país: un nuevo rumbo. Una vez instalados, Caro comenzó con sus propios trámites. Actualmente en España cuenta con su TIE (por ser esposa de un comunitario). En esta nota, hablamos un poco sobre estos trámites que hay que hacer cuando se decide emigrar a España con ciudadanía italiana.

Experiencia con la ciudadanía italiana en Italia: La nueva vida

Hoy por hoy ambos se encuentran trabajando y los niños en su nuevo colegio, viviendo el sueño que hace algunos años atrás comenzaron a proyectar. Caro mira hacia atrás y con una sensación de vértigo inexplicable que le llena los ojos de lágrimas nos cuenta que no puede creer todo lo que lograron. Como vemos, el trámite no es sólo viajar a Italia. El trámite tiene que ver con algo más grande y en muchos casos implica un cambio de vida. Contanos en nuestras redes – Facebook o Instagram – qué te pareció esta experiencia con la ciudadanía italiana en Italia y animate a contarnos la tuya. Te esperamos. Grazie mille!, sobre todo a Caro y a su familia, por emocionarnos con su bella historia.


¿Estás a punto de viajar a Italia para tramitar tu ciudadanía?

Te ayudamos a buscar un alquiler para Fijar Residencia para tu trámite de ciudadanía italiana. Más información acá.

Cómo fijar residencia en Italia y encontrar alquileres para ciudadanía italiana, fijar residencia en italia, residencia en italia, residencia en roma, alquiler para fijar residencia en italia