En Sacar Ciudadanía Italiana queremos brindarte todas las herramientas para que puedas acceder a tu ciudadanía, ya sea desde Italia -como siempre, siempre te recomendamos- o desde el país donde te encuentres. Recibimos muchas consultas acerca de la posibilidad de residir en Italia estando casado o casada con un italiano/a. ¿Es posible? ¿Qué trámites tengo que hacer? ¿Por qué la pizza es tan deliciosa? A continuación info completa sobre el Permesso di soggiorno per Matrimonio o el permiso de residencia por matrimonio. Avanti!

Permesso di soggiorno per Matrimonio – ¿Qué es?

Antes de adentrarnos en la experiencia de sacar un permesso di soggiorno, en este caso de matrimonio, queremos recordarles lo que significa y lo que implica este tipo de permiso. Sabemos que son súper aplicados y hacen la tarea, pero a veces la memoria falla. El nombre de este trámite nos da una pista importante para los hispanohablantes: permesso, se trata de un permiso para permanecer de manera legal en Italia. Soggiorno quiere decir residencia: por ende, es un pedido que realizamos para poder residir en Italia. Se otorga por un tiempo determinado y hay hasta 80 motivos por los que uno puede solicitarlo. Hoy trataremos en particular el permesso di soggiorno per motivi familiari.


¡Ey! ¿Te gustan nuestras notas?

Hacer notas y mejorar nuestra guía paso a paso es algo que lleva tiempo y mucha investigación. Con tanto trabajo necesitamos energías. Invitanos un Cafecito ingresando acá.


Permesso di soggiorno per Matrimonio

¿Porqué sacar un permesso di soggiorno per motivi familiari?

Pueden decidir aplicar a un permiso de residencia por matrimonio aquellas personas casadas con un ciudadano italiano que deseen tramitar su ciudadanía italiana en Italia. Ahora bien, cada cónyuge tiene dos opciones: sacar la ciudadanía italiana por matrimonio o, en caso de ser descendiente de italianos, sacar la ciudadanía italiana por vía administrativa. En caso de que el cónyuge sea descendiente de italianos, podrá tramitar su ciudadanía iure sanguinis en Italia. Si no se tienen todos los papeles necesarios, y ya que se tarda un tiempo en conseguirlos, puede pedir un permesso di soggiorno per matrimonio, lo que le permite al cónyuge residir legalmente en Italia y, lo más importante, trabajar en blanco, o sea, ser un trabajador registrado.

Trabas en el camino hacia el permesso

Si bien es sencillo tramitar un permesso di soggiorno per matrimonio, la burocracia existe en todos lados – no sólo en América Latina, como el inconsciente colectivo parece pensar.

En caso de que haya hijos de por medio, es importante decidir si se agregará a dichos hijos al permesso di soggiorno o (un trámite bastante costoso) o se les tramitará directamente la ciudadanía. En caso de desear tramitarles la ciudadanía, es importante que la partida de nacimiento tenga la firma de ambos padres (en ciertos países de América Latina, las partidas llevan la firma del padre solamente).

Si la ciudadanía de los menores fue tramitada hace relativamente poco tiempo y todavía no tengan tramitada su carta d’identità, es posible que no figuren todavía en el sistema como ciudadanos italianos. Pueden tramitar un stato di famiglia en la ufficio stato civile (registro civil) de la comuna: se trata de un certificado con los datos completos del grupo familiar. Cuesta €16 y se tramita en el día.


¿No sabés cómo empezar el trámite de tu ciudadanía?

Descargá esta Guía paso a paso, que te va a enseñar cómo armar tu carpeta y te dará las herramientas y las respuestas a las preguntas más frecuentes. ¡Descargate la Guía ahora!

guía para sacar ciudadanía italiana

¿Cómo se tramita el permesso di soggiorno per matrimonio?

Si en la jefatura de policía (Questura) de la comuna donde se encuentran no se realiza el trámite, deberán encontrar la questura más cercana que sí la realice. Algunas jefaturas brindan la posibilidad de sacar turno por mail P.E.C., otras no. Deberán acercarse a la questura correspondiente y sacar turno para tramitar el permiso, o mismo pedir turno por mail.

El día del turno, acercarse a la questura con la siguiente documentación:

  • La carta d’identità del ciudadano italiano;
  • El certificado de matrimonio transcrito (que le otorgaron cuando sacó la ciudadanía);
  • Una foto del cónyuge (o sea, foto de quien vaya a tramitar el permiso);
  • El pasaporte del cónyuge;
  • El acta de stato di famiglia;
  • Una marca de bolo de  €16;
  • Un bono de  €85 que se abona en la posta italiana (en el correo), luego de obtener el recibo en la questura;
  • La declaración de hospitalidad (o de sostenimiento económico por parte del cónyuge italiano), que se consigue en la misma questura (rellenada con los datos pertinentes y firmada).

En caso de que el cónyuge italiano tenga trabajo, el permiso será otorgado por 5 años (aunque algunas comunas lo otorgan por 3 o 4 años, es variable). Si el cónyuge está desempleado, el permiso será por 2 años.

¡Permiso de residencia por matrimonio listo!

Al terminar el trámite, no les otorgarán un certificado. Se les brindará un papel provisorio (con suerte, será impreso, aunque también puede ser escrito a mano) con la foto del cónyuge que haya tramitado el permiso. Ese papel les permitirá residir legalmente en Italia e, incluso, trabajar en blanco, o sea, conseguir un trabajo registrado.

La credencial definitiva puede demorar hasta 6 meses en llegar (tal vez más, dependerá de cada comuna). Llamen a la questura regularmente para consultar el estado del trámite. Una vez que les informen que está lista, saquen turno, presenten su pasaporte y el papel provisorio para recibir la credencial, que será muy parecida a la carta de identidad pero dirá «permesso di soggiorno per motivi familiari«.

¡Esperamos que te haya servido este artículo! Compartilo con aquellos que estén pensando en emigrar a Italia junto a sus familias, o tramitar su ciudadanía italiana por matrimonio.

Sacar Ciudadanía Italiana cuenta con gestores de ciudadanía italiana con experiencia que pueden buscar toooodos los papeles por vos, para que cuando llegues a Italia solo tengas que preocuparte por… ¡nada! Comer y pasear, la bella vita!