Como sabemos, la ciudadanía italiana es una de las más anheladas por gran mayoría de personas en el mundo. Por tal motivo, es una de las más solicitadas y que más adeptos tiene. Por supuesto que esto es así debido a los beneficios que da, como el trabajar y vivir en la Unión Europea de manera regular, y por la gran migración de italianos alrededor del mundo en una época que fue dura para Italia. No obstante, no siempre se puede ser italiano realizando un trámite administrativo: en ocasiones es necesario iniciar uno judicial. Por tanto, el día de hoy, en esta nota, explicaremos todo sobre el juicio para la ciudadanía italiana.

Para entender bien en qué casos se debe solicitar la ciudadanía italiana por vía administrativa y en cuáles por vía judicial es importante que acompañes esta lectura con un rico mate. Sin eso, será imposible retener la información. Así que ya sabés, dale, poné la pava y disfrutá de esta nota como corresponde. Ahora sí, avanti!


¿Tenés tu carpeta completa? ¿Vas a tramitar tu ciudadanía en Italia?

Es mejor controlar tu documentación antes de que viajes. Nosotros nos encargamos de revisar con ojo de águila todos los documentos, datos, fechas, variables y asesorarte paso a paso. Solicitá este servicio acá.


Todo sobre el juicio para la ciudadanía italiana: Vía judicial – materna

Como lo hemos dicho en varias ocasiones, corresponde realizar la ciudadanía italiana por vía judicial cuando el hijo o la hija de la primer mujer dentro de la línea de descendencia haya nacido antes del 1 de enero de 1948. En ese caso se debe solicitar el reconocimiento por vía judicial ante los Tribunales italianos. El proceso, por ende, sólo puede realizarlo un abogado en Italia.

Para entenderlo mejor, podés dibujar tu árbol genealógico con los años de nacimiento desde el AVO (el {último italiano nacido en Italia que luego emigró) hasta vos. Luego tenés que buscar la primera mujer en la cadena. Ahora, enfocate en el año de nacimiento del HIJO o la HIJA de ésta mujer. Y ¡chimpúm! si esta última persona en cuestión nació antes de 1/1/1948, se debe solicitar la ciudadanía italiana vía judicial.

Si todavía te quedan dudas, en este link te dejamos todo para que puedas despejarlas y, de ser necesario, nos puedas contactar para ayudarte en el proceso.

Todo sobre el juicio para la ciudadanía italiana: ¿Presencial o a distancia?

Es importante tener en cuenta que, a diferencia de lo que sucede con la ciudadanía italiana en Italia por vía administrativa, en la vía judicial no es necesario que el o los solicitantes estén en Italia durante el proceso. De hecho, encontrarse allí tampoco acelera el juicio, como sí sucede con el trámite de obtención de ciudadanía por vía administrativa.

Otra de las cosas a tener en cuenta es que, como sucede con el trámite por vía administrativa, la ciudadanía italiana por vía judicial también puede saltarse generaciones. Es decir, no hará falta que toda la línea solicite obtener su ciudadanía. Además, es importante saber que los hijos que no fueron incluidos en el juicio luego no podrán solicitar la ciudadanía italiana por vía administrativa: tendrán que iniciar un nuevo juicio. Es, en este sentido, que siempre aconsejamos incluir a todos los interesados en el mismo juicio: cuantos más sean, mejor.

Todo sobre el juicio para la ciudadanía italiana: ¿Qué se necesita?

Es importante contar con un poder, firmado solo por los solicitantes, para el abogado que llevará adelante el juicio. El poder lo redacta el abogado y se lo envía a los solicitantes para su firma frente a escribano público. Lo bueno es que nosotros contamos con nuestro propio equipo de abogados, por lo tanto, tendrías gran parte del «problema» resuelto.

Por supuesto que también necesitarás la famosa carpeta de ciudadanía italiana. Que, si vas un poco perdido todavía con esto, te aconsejamos que te descargues y leas nuestra Guía paso a paso, la cual es de descarga gratuita y contiene información valiosa para aclarar los primeros pasos.

¿Cómo es el proceso de la ciudadanía italiana por vía judicial?

Para contarte todo sobre el juicio para la ciudadanía italiana es fundamental que hablemos sobre el proceso. Este mismo, cuenta con varias etapas.

La primera etapa tiene que ver con el procedimiento judicial y se extiende hasta que se obtiene la sentencia de reconocimiento. El abogado elegido realiza la presentación de la carpeta junto al poder firmado por el o los solicitantes en Tribunales. Luego, se asigna un número de protocolo que nos permite controlar el estado del proceso. Asimismo, debemos esperar a la asignación del juez que realizará el control de los documentos (no hay un tiempo específico, pueden ser dos semanas o 10 meses). Una vez que el juez ha sido asignado, nos otorga un turno para controlar la documentación y dictar la sentencia de reconocimiento (proceso que puede tardar de 8 a 18 meses). Debemos esperar a la asignación del juez que realizará el control de los documentos (no hay un tiempo específico).

Siguiendo este hilo, si la respuesta del juez es positiva, se obtiene la ordenanza de reconocimiento dentro de los 60 días posteriores a la última audiencia. ¿Qué significa tener una ordenanza de reconocimiento? El juez está reconociendo la ciudadanía italiana de los solicitantes, lisa y llanamente.

La notificación de la ordenanza

Una vez que el juicio ha terminado y se han cumplido los 60 días, se deben esperar 6 meses para que la ordenanza quede firme. Nuestro abogado notifica él mismo la Ordenanza al Ministero dell’Interno y al Ministerio Público y, en caso de no mediar oposición, el tribunal otorga el certificado de cosa juzgada en el tiempo de 30 días.

Transcripción de las actas

Cuando la ordenanza se firme, se debe solicitar la transcripción de la ordenanza y de las actas correspondientes de quienes fueron reconocidos italianos (nacimiento y matrimonio si corresponde) en el comune donde haya nacido el AVO. El mismo abogado lo realiza.

El comune, luego de que esté realizada la transcripción, comunicará de oficio al consulado competente el reconocimiento de la ciudadanía de los solicitantes. De este modo, los interesados pueden solicitar la inscripción en el A.I.R.E. en su país de residencia y, luego, el pasaporte italiano. Y listo el pollo, pelada la gallina. Nuevos italianos hay habitando este mundo.

Todo sobre el juicio para la ciudadanía italiana: Juicio por falta de turno

Otra ocasión en la que se puede iniciar un juicio para obtener la ciudadanía italiana tiene que ver con la falta de turnos consulares. Todos sabemos que sacar turno en el consulado italiano puede ser una tarea algo complicada. El sistema actual, conocido como Prenotami, lamentablemente no suele funcionar de manera eficiente para todos.

Para este escenario, existe el “juicio por falta de turnos”, el cual es un proceso legal al que se recurre para poder obtener la ciudadanía italiana cuando no se puede mediante la reserva de este turno consular. La razón principal, entonces, por la que se recurre al juicio por falta de turnos es por haber superado la limitación de tiempo y agotado las posibilidades de seguir la vía legal en el propio país de origen.

Por tanto, este juicio va dirigido al propio gobierno italiano dado que en teoría no ha podido garantizar un sistema que facilite el reconocimiento de la ciudadanía italiana. Es importante remarcar el hecho de que cualquier descendiente de italiano que cumpla con los requisitos para obtener la ciudadanía italiana, y no haya logrado sacar su turno en tiempo y forma, puede iniciar este juicio por falta de turno. En esta nota, te dejamos más información al respecto.

Todo sobre el juicio para la ciudadanía italiana: ¿Te quedaron dudas?

Llegando al final, si aún te quedan dudas, te invitamos a que nos contactes o nos escribas a nuestras redes, Facebook o Instagram. Estamos para ayudarte. Grazie mille!


¿TENÉS DUDAS ACERCA DE CÓMO TRAMITAR TU CIUDADANÍA ITALIANA?

Enterate cómo reclamar tu ciudadanía italiana, vía judicial o vía administrativa, contestando solo 3 preguntas. ¡Enterate ahora!

Como obtener la ciudadania italiana via judicial, ciudadania italiana via materna